Claves para un trabajo cómodo y productivo en oficinas

Pasamos mucho tiempo en el trabajo y para quienes lo hacen frente a un escritorio y una computadora tenemos que garantizar que ese tiempo sea cómodo y productivo. Por ello te compartimos algunas claves importantes sobre los aspectos que debes cuidar.

Escoge mobiliario ergonómico: El mobiliario ergonómico es aquel que ha sido diseñado considerando las características físicas de la anatomía humana y el uso de que se le da. Un asiento ergonómico te permite regular la altura y mantener la distancia adecuada entre tu cuerpo y la pantalla. Para establecer la altura ideal del asiento, los pies deben estar en contacto con el suelo y las rodillas deben formar un ángulo recto, manteniéndose a la altura de las caderas. Para un apoyo lumbar óptimo, la parte baja del respaldo debe alinearse con la curva natural de la parte baja de la espalda. En cuanto al escritorio, para evitar cualquier riesgo de tendinitis, tus manos y brazos deben estar relajados. Tu muñeca no debe estar en tensión a la hora de manejar el teclado o el ratón y debe mantenerse alineada con ellos y no formando ángulo.

Cuida tu postura: Aunque tengas el mejor asiento, si no cuidas tu postura, será inefectivo. Las reglas de oro para mantener una buena postura son:

  • Mantener la espalda recta y apoyada al respaldo de la silla.
  • Nivelar la mesa a la altura de los codos.
  • Adecuar la altura de la silla al tipo de actividad.
  • Cambiar de posición y alternarla con otras posturas.
  • Asegurarse de que el monitor este al mismo nivel de sus ojos para evitar tensar el cuello excesivamente.
  • Situar el teclado al mismo nivel de los codos y levemente inclinado para mantener relajadas las muñecas.

Optimiza tu espacio de trabajo: Si organizas tu espacio de trabajo, de forma tal de que todo lo que necesitas se encuentra cerca de ti y el acceso es fácil, evitarás molestias musculares. Si tienes que hacer un trabajo que requiera manejar documentos en papel, sitúalos entre la pantalla y el teclado. Ubica los objetos que uses con menos frecuencia fuera de tu alcance, así tendrás que levantarte, cambiar de postura y estimular la circulación. Asimismo, es mejor reducir el uso del ratón. Siempre que puedas, utiliza los comandos del teclado en lugar del ratón, causa de muchísimas tendinitis.

Cuida tu vista: El uso de computadoras es uno de los factores que más fatigan la vista. Para una mejor visibilidad, desplaza la pantalla al fondo de tu escritorio. Elige una pantalla de entre 17 y 19 pulgadas. Alarga tu brazo y sitúa el monitor a esa distancia de tu cuerpo. Es indispensable posicionar bien la pantalla para minimizar los problemas de fatiga visual. Colócala a la altura de tus ojos y ligeramente orientada hacia atrás. Verifica que tu ambiente de trabajo tenga iluminación adecuada y suficiente para no tener que forzar la vista.

Realiza Pausas Activas: Pasar mucho tiempo en la misma posición tensiona la musculatura y fatiga la vista, por ello es importante hacer cortes que activen la circulación y relajen los músculos. En nuestro próximo artículo te enseñaremos a realizar pausas activas.

En ATLANTIDA contamos con mobiliario ergonómico como nuestra línea ARVY que te permite tener todo lo que necesitas a mano. Todos nuestros asientos son ergonómicos, mira las características de nuestros modelos TL-90662TCH+33E9THD y TL-55562TSFC3A+26L1, que tienen diseño y tecnología alemana que te permiten sacar el máximo provecho de tus horas de oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *